A veces no son las palabras

04Jun13

Para Tolstoi, tiempo y paciencia son guerreros implacables. Pero si pudiera le preguntaria a Tolstoi: “si la paciencia crece con el tiempo, ¿que pasa cuando el tiempo se acaba?”

Dejar de remar, no es abandonar el barco, es  simplemente dejarse llevar por lo corriente, esperando que el movimiento natural e involuntario sea la recompensa que justifique el silencio. Pero, ¿es el silencio la respuesta del movimiento?. El silencio es un propósito; no es lo único y tampoco siempre moral; es una prueba para cuando las palabras no significan nada.

Advertisements


No Responses Yet to “A veces no son las palabras”

  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: