DIMITRIS PIKIONIS: Genius Loci

08Feb16

José Francisco García-Sánchez

1. Introducción

La modernidad heroica de los años 30, que construía máquinas de habitar y objetos precisos, se deslizó hacia territorios más cercanos, y dio paso a intervenciones donde la arquitectura estaba íntimamente ligada a la ciudad y al paisaje que le eran propio. Pero también al patrimonio, a la memoria y al contexto. Decía Tolstoi: “si quieres ser universal, grita desde tu aldea. Y desde sus aldeas, algunos arquitectos, como el griego Dimitris Pikionis (1887-1968), empezaron a levantar la voz. Siguiendo una lógica deductiva, decidieron escuchar los murmullos del Genius loci frente al Zeitgeist; o lo que es lo mismo, el genio de lugar frente a la lógica inductiva que impone el espíritu de la época. Lo local frente a lo universal. La cultura frente a la técnica. Lo artesanal frente a lo prefabricado.

El idilio de Pikionis con la modernidad duró poco: durante el IV CIAM, celebrado precisamente en Atenas en 1933, formuló sus dudas sobre el nuevo movimiento, afirmando que la dimensión universal de la arquitectura moderna se debe compaginar con el espíritu de nacionalidad para satisfacer la necesidad de poesía de la vida cotidiana. Le toca vivir un tiempo donde el desarraigo de los mitos helénicos mediante expolios, y el desgaste fruto del aumento del turismo interesado en el patrimonio, dejan de ser una amenaza para convertirse en una realidad.

Aunque no fue prolífico, tres son sus obras más representativas: la Casa-estudio para el escultor Efthymiadou (1949), el Hotel Xenia en Delphi (1951-1956) y finalmente su gran obra: la intervención paisajística en el entorno de la Acrópolis de Atenas (1954-1958).[1]

2. Casa-estudio escultor Efthymiadou, 1949.

Pikionis considera la planta como el componente clave de un proyecto arquitectónico: su actitud inquieta rige el espíritu y el dinamismo del resultado final. El plano de situación que elaboró Pikionis para la construcción de la casa es un homenaje al lugar. Anticipa, de algún modo, el plano que Coderch realizó para la casa de Eustaquio Ugalde en 1951: mediante el trazado de líneas fugaces, el descubrimiento de relaciones invisibles o señalando puntos singulares. El dibujo se aproxima a la idea de un mapa con instrucciones, donde sólo desde la experiencia es posible construir, analizar y comprender ese thopos, en el sentido estricto del vocablo.

La casa-estudio Efthymiadou, de dos niveles, con un patio y un semisótano, se emplaza en una parcela urbana con forma de pentágono irregular donde dos de sus lados se apoyan en medianeras. La casa, construida con modestos muros de piedra —y heredera de cierta tradición vernácula— recupera la sensualidad topográfica de los desplazamientos interiores. Además, trata de crear una atmósfera delineada palmo a palmo mediante la investigación de las relaciones entre los usos y actividades, el jardín, las perspectivas visuales y el mobiliario.

Las obras de arte del escultor Efthymiadou, de piedra tallada, se fusionan con los muros de la propia casa-taller, y se sitúan en las hornacinas del salón y en el patio, lugar donde vierten todas las estancias de la casa. Unas puertas deslizantes unifican el espacio conquistando el exterior privado y convirtiendo el atrio en el verdadero centro de este hogar.

Advertisements


No Responses Yet to “DIMITRIS PIKIONIS: Genius Loci”

  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: